martes, 14 de mayo de 2024

Ben Wallace, exjugador de baloncesto

¿QUÉ SE HIZO? 

Es miembro del Salón de la Fama de la NBA. Foto: Cortesía 

Creció entre racismo y extrema pobreza, ninguna beca universitaria, terminó en Italia porque todos los equipos NBA lo ignoraron, al final, llegó al Salón de la Fama, fue uno de los mejores defensores de todos los tiempos

Un joven llega a la liga y triunfa. Se vuelve una valiosa pieza de un equipo que gana el campeonato. Cuatro veces mejor defensor de la NBA. Es humilde, y se trata al final del equipo, y de nada más, y es que siempre, para Ben Wallace, fue por el equipo. El primero de ellos fue el de sus hermanos. James McBride Sr., el mayor de sus hermanos, llegó a la casa y sacó una bolsa de camisetas de básquet compradas en una tienda de tercera mano.

Su idea era armar un equipo y jugar contra otros conjuntos de la comunidad, Ben no estaba muy emocionado, pero quería una camiseta y competir con sus hermanos. Como era el más "débil" su única tarea era conseguir rebotes.

Pronto se darían cuenta de la bestia que estaban creando. Mientras tanto, la vida en los campos de algodón en Alabama no era nada fácil. Ben se crio en White Hall, un pequeño pueblo en el noveno departamento más pobre del estado con una población actual de menos de 750 personas y una tasa de pobreza del 37%. Wallace fue el décimo de 11 hijos. Muchas veces dependían de los vecinos para salir adelante. "Vi muchas cosas. Presencié la plantación, fui a ella, trabajé en ella. Experimenté muchas cosas que hicieron que crecer en el Sur fuera invaluable. Un par de malas decisiones donde yo crecí podrían llevarte por un camino difícil de revertir... Teníamos que estar unidos para salir adelante en el Sur".

Vale aclarar el contexto. Las plantaciones del Sur de Estados Unidos son más que paisajes pintorescos. Representan un legado doloroso de esclavitud y opresión, pero también una oportunidad para reflexionar sobre la justicia social y la igualdad en la actualidad. Entre trabajo y pobreza, Ben encontró en el básquet un lugar donde controlar su entorno. Siendo muy callado, su juego hablaba por él. Rápido se convirtió en el mejor del equipo de hermanos al punto que ellos dejaron de jugar con él ¡porque en los picados y 1vs1 los humillaba!.

Sus hermanos fueron los primeros que se dieron cuenta del potencial que tenía Ben. Pero la NBA, ingresar al Salón de la Fama o ser campeón de la liga eran cosas que ni siquiera se atrevía a pensar. Él solo quería jugar... Y dominar. Aunque cuando se alistó para jugar en su último año en la secundaria en Central High School, sabía que su destino estaría escrito entre las líneas negras del esférico naranja. No vislumbraba que le costaría tanto... Al terminar la secundaria, Wallace no recibió ni una oferta de becas universitarias. 

Sus mejores momentos fueron con los Detroit Pistons. Foto: Cortesía 

¿Cuál sería su próximo paso si el principal camino se había cerrado? Pues haría uno él mismo. Dos años en el Cuyahoga Community College en Cleveland de 1992 a 1994, promediando 17 puntos y 6.9 bloqueos. Luego traslado a la Universidad de Virginia Union, en el que fue el líder del equipo en la obtención del campeonato tras ganar el Final Four de la División II de la NCAA. Ben era un hombre entre adolescentes por la forma en la que dominaba el juego. Un centro de dos metros con un gran IQ de baloncesto y bien formado... Se veía como un jugador de fútbol americano con la agilidad de un base", dijo uno de sus compañeros en esa época.

También era conocido por su impecable ética de trabajo. "Era uno de los trabajadores más duros con los que jugué". Sus compañeros, su entrenador, la prensa local, todos sabían y conocían el potencial de Big Ben. No la NBA... Kobe Bryant, Allen Iverson, Steve Nash, Ray Allen. El Draft de la NBA de 1996 está considerado como uno de los mejores de todos los tiempos. Esa noche, Big Ben esperó y esperó, pero su nombre nunca se pronunció.

Mientras las estrellas se sacaban fotos, él tuvo que abrirse camino... otra vez. Cuando el estigma de irse a jugar al extranjero era visto como un fracaso, Ben decidió que haría lo que sea necesario para triunfar. Armó sus valijas y se fue al Reggio Calabria italiano. Lo usó como una oportunidad. "Aprendí a jugar sin depender de mis habilidades atléticas mientras estuve en Italia. Entonces, cuando llegó mi chance en la NBA, pude ver una gran mejoría en mis fundamentos"

Esa chance se presentó cuando Washington Bullets lo contrató más tarde ese año, y allí se mantuvo por tres años aprendiendo el juego sin muchas oportunidades. Después de 3 temporadas lo traspasaron a Orlando y más de lo mismo. Hasta que en el 2000 lo canjearon de nuevo... Detroit Pistons. Los nuevos Bad Boys. En Orlando consiguió la confianza que necesitaba para hacerse con el puesto de pivote titular. Eran una hermandad, como aquel equipo en el que había empezado a jugar por seguir a los suyos, por amor a la familia.

Chauncey Billups, Richard Hamilton, Tayshaun Prince, Rasheed Wallace y Big Ben formaron algo especial, bajo el ala conductora de Larry Brown. Todos les temían, demostrando que hasta los inmortales Lakers de Kobe y Shaq podían sangrar tras derrotarlos en las finales de 2004 para llevarse el anillo y terminar con un legado que también aterrorizó al resto. No había estrellas, solo un equipo.

¿Se imaginan lo loco que suena eso ahora? Había una conexión entre ellos por cómo habían sido descartados por otros. Todos tenían algo que probar. Todo tiene un final, todo termina. Porque así es la vida, sino no sería divertida. 60 millones de dólares sobre la mesa, no podía mirar para otro lado. Los Bulls lo vinieron a buscar y con el aval de sus Bad Boys firmó el contrato de su vida. Ese sería el último equipo en el que tendría un nivel élite, y allí coincidió con el gran Chapu Nocioni.

Formó parte del Dream Team. Foto: Cortesía 

Vale rescatar esta anécdota que contó en HolaQuéTalCómoEstás, el podcast que tenían @gbeder y @nicolapro7, "Se me acercó enojado y se sentó al lado mio. Él solía hablar muy poco y yo no hablaba mucho con él, pero siempre eramos muy respetuosos con el otro. Entonces, me dijo que tenía que charlar conmigo. Me empezaron a temblar las piernas porque pensé que se había enojado por algo que hice en un partido. Robarle un rebote a Ben Wallace era como quitarle la vida, ya que al tipo prácitamente le pagaban por capturar rebotes. Me dijo que se había reunido con su hijo y que le había preguntado quién era su jugador preferido de los Bulls. Le respondió que Andrés Nocioni. Entonces, me dice: '¿Sabés lo que significa que tu hijo tenga de héroe a un blanco de la Argentina?'"

"Yo ya estaba blanco. El tipo me había dicho que su hijo tenía a un blanco proveniente de la Argentina como ídolo. Y, de la nada, lanzó dos carcajadas. Nunca lo había escuchado reirse. Me empecé a reir también, pero lo hice más por los nervios que por su risa o el chiste."

Tras un breve paso por Cleveland, en donde pasó tiempo con un joven LeBron, pero las cosas nunca encajaron, volvió a Detroit en 2009 y allí se mantuvo por tres años hasta que se retiró en 2012

Las luces ya no iluminaban su camino. Y una maldita depresión cubrió el sendero. "Durante toda mi vida, mis horarios estuvieron fríamente calculados y planeados. Pensé que retirarme sería volver a mi hogar para pasar más tiempo con familia y amigos, pero todos estaban trabajando"

Otra vez el camino sería concurrido, otra vez sacó el obstáculo y siguió adelante gracias al básquet. Se repuso involucrándose de nuevo en el deporte. Se convirtió en dueño minoritario de Grand Rapids Gold y actualmente es consejero especial de sus queridos Pistons. También busca siempre ayudar a otros con su liderazgo. Encontró una nueva misión en su vida. Y el básquet, que muchas veces le cerró caminos, fue generoso con él 

En 2021 no solo entró al Salón de la Fama de Alabama, sino también al Hall of Fame de la NBA, en el que su nombre quedará para siempre guardado en el santuario de la naranja. "Te contaré mi legado: No fui bienvenido, era demasiado pequeño y no podía jugar el juego que querían que jugara. Suena como un juego desigual para mí. Ponme en un terreno de juego nivelado y te mostraré. Mi mamá me enseñó: 'Mantente firme, saca pecho, mantén la cabeza alta'. La parte más difícil de la vida es la parte más subestimada de la vida de la que escucharás. Ganar se ve bien; los legados están construidos para perdurar, pero ¿qué tipo de legado estás construyendo? Es hora de que la gente comience a reconocer el lado defensivo de la cancha. Los defensores ponen mucho trabajo y no reciben mucho crédito, pero siguen apareciendo, siguen brillando y siguen manteniendo unidos a sus equipos y proporcionando victorias".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Andrew Short, motocross

CAMPEONES DE LA FE  Foto Cortesía X  Mientras crecía en Colorado soñaba con ser un corredor profesional de motocicletas. A ratos esa meta p...

Publicador / Obtener código tuzonamixta.com Configuraciones Retroceso de Popunder: Tabunder ¿Cómo integrar el código del anuncio? El código del anuncio debe insertarse en el cuerpo de su sitio web (en cualquier lugar entre las etiquetas y ) para que funcione correctamente. El código del anuncio generará un popunder durante un período de 24 horas. Si desea probarlo y lo vio una vez en las últimas 24 horas, debe borrar sus cookies o usar la función de incógnito del navegador para ver otro anuncio emergente. Inserte el javascript solo en el dominio registrado; de lo contrario, sus impresiones no serán contadas. Wordpress Plugin Available! We have developed a dedicated plugin for your Wordpress based website to make the code integration easier. You can find the official version on WordPress.org plugins section here. Below, you can find your User ID and Website IDs for tuzonamixta.com User ID: 306319 Website ID: 603007 Si aún necesita ayuda, puede consultar nuestro tutorial paso a paso: Cómo instalar el complemento de WordPress de PopCash. © 2012-2021 Red PopCash. Reservados todos los derechos.